En Brasil, proyecto comunitario aporta para la construcción de un modelo energético popular para américa latina

 

 

Marzo 21, 2023

Las Comunidades SETAA aplauden la entrada en operación de la Central Solar Fotovoltaica Flotante Vereda Sol y Lares en Minas Gerais, Brasil y felicitan al Movimiento de afectados por represas de Brasil (MAB) por su conquista histórica y contribución a la construcción de un proyecto energético popular para la Transición Energética Justa en Brasil y América Latina.

La conquista coincide simbólicamente con el día de Acción internacional contra represas (14 de marzo) en que las comunidades se movilizan en el mundo para reclamar por sus derechos y defender sus territorios. En los albores de esta celebración el proyecto Sol & Lares vio la luz e inició la inyección de energía a la red local.

El proyecto inició el 8 de agosto de 2018 al formalizar el convenio entre la Asociación Estatal de Defensa Ambiental y Social (AEDAS) y la empresa eléctrica CEMIG. Los recursos provienen del Programa de Investigación y Desarrollo de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL). Contó con el apoyo de otras empresas y tuvo como principal aliado a la Universidad Federal de los Valles de Jequitinhonha (Jequitiñoña) y Mucuri (UFVJM), a través del Observatorio de los Valles y del Semiárido Minero y como protagonistas de todo el proceso, a las comunidades afectadas por represas articuladas en el MAB. Entonces el sueño de las comunidades afectadas empezó a construirse en la realidad.

El proyecto Veredas Sol & Lares es una iniciativa popular con aprendizajes donde las comunidades afectadas por represas participaron en el diseño, planeación y montaje del sistema. Fue un proceso en el que todos los actores se reconocieron, se respetó el hecho de que nadie sabía más que nadie, cada persona tenía un conocimiento diferente para aportar a la construcción del proyecto colectivo.

El proyecto se materializó con el estudio del marco regulatorio brasilero referente al tema, de la propuesta de una metodología de participación social en investigación y desarrollo (I+D) y de la propuesta para el desarrollo comunitario, lo cual además dio lugar a varias investigaciones académicas. Por otra parte, el proyecto creó una isla flotante de 3.070 paneles solares con capacidad de generación de 1,2 Megavatios sobre el espejo de agua de la PCH Santa Marta, en Grão Mogol, Minas Gerais, con una producción anual de 1,8 gigavatios–hora aproximadamente. El proyecto abastecerá de energía eléctrica a 1.250 familias de bajos ingresos quienes verán los beneficios reflejados en su factura eléctrica y el resto de la energía producida será comercializada como parte de la estrategia de sostenimiento y viabilidad económica del proyecto.

En la fase final se constituyó la Asociación de Prosumidores de Generación Distribuida de Minas Gerais – Vereda Sol & Lares, figura jurídica que le permitió a los afectados formar parte de la gestión de la central Sol & Lares, que será administrada por ellos y por AEDAS por medio de la conformación de un Consorcio de Generación Distribuida. No obstante, más que la figura de prosumidor energético, consideramos que esta experiencia constituye un proceso de reparación de los afectados por represas en el valle de Jequitinhonha y de la región del Rio Pardo, que vieron hace décadas como su inundó su territorio y formas de vivir.

En total, fueron 5.936 personas las que participaron en por lo menos 426 actividades que desarrolló el proyecto, de las cuales solo durante 2022 fueron más de 2700 personas en 154 reuniones. Fue un proceso participativo que involucró diversos sectores sociales de los 21 municipios de la zona de influencia del proyecto. La metodología permitió que más del 55% de los participantes fueran mujeres, y se usaron metodologías populares del MAB, como la arpillería, esta vez usada para plasmar sus sueños y propuestas y no para hacer memoria como se ha usado anteriormente

Los jóvenes también fueron incluidos como protagonistas en el desarrollo de la planeación y de la investigación social. Ellos adquirieron destrezas y se constituyeron como investigadores populares y discutieron temas con la población sobre la cuestión energética y el desarrollo regional a través de un proceso formativo que incluyó cuatro módulos de formación entre 2018 y 2020 que contemplaban un tiempo de escuela y otro tiempo para seguir adelantando sus actividades en la comunidad.

Este proyecto se sitúa como marco de referencia para el desarrollo de energías comunitarias en Brasil, que trascienden la categoría de prosumidores de la energía, que permiten avanzar en el entendimiento de categoría como: afectados por represas, pueblos y comunidades tradicionales, investigadores populares e involucramiento regional con visión de cuenca.

La perseverancia del MAB, la constancia en la lucha y la claridad de avanzar hacia la reconstrucción de Brasil fueron los cimientos para poder concluir con éxito este proyecto donde se materializó la voluntad política en una acción que apuesta por la transformación del modelo energético prevalente.

 

¡Agua y Energía no son mercancías!

 

Arquivo en  Português: aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published.